Bishop se había reunido a principios de mayo en San Juan con el ahora exdirector de la AEE, Walter Higgins. (EFE)

Washington - Tan pronto como el 25 de julio, la jefatura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) tendrá que volver a rendirle cuentas al Congreso.

El presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, el republicano Rob Bishop (Utah), se propone convocar para ese día a una audiencia para examinar el funcionamiento y los planes de privatización de activos de la AEE.

Ese es un asunto que ha estado bajo la jurisdicción del Comité durante los pasados dos años”, dijo ayer la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, al dar a conocer la decisión de Bishop de llevar a cabo la sesión.

 

 

El anuncio coincidió con la nueva tormenta que ha generado la AEE tras la renuncia del principal funcionario ejecutivo, Walter Higgins, quien devengaba un salario de $450,000, y su sustitución por Rafael Díaz Granados, quien ganará $750,000.

Estoy sorprendida con el salario. No esperaba la cantidad. Desconozco los elementos que afectaron la renuncia de Higgins y creo que estos cambios afectan el proceso de recuperación en la isla”, indicó González.

El republicano Bishop había